Cuáles son las propiedades de la naranja


La naranja es una de las frutas más deliciosas que existen, y no creemos que nadie necesite muchas excusas para degustarla. Se pueden tomar a gajos, en macedonia de frutas o en zumos naturales, aunque también son utilizadas para preparar bebidas espirituosas, como la famosa Aigua de València, un cóctel preparado a base de cava, vodka, ginebra y zumo de naranja exprimido.

Pero hoy vamos a centrarnos en la fruta en sí, y es que las propiedades de la naranja son muy numerosas y todas ellas reportan grandes beneficios a nuestro organismo. ¿Te animas a hacer un viaje por las cualidades de esta fruta tan arraigada en la zona del Levante?

Las propiedades de la naranja que más impacto tienen en nuestro organismo

Los expertos en nutrición insisten en la importancia de ingerir varias piezas de fruta al día para mantener unos niveles óptimos de vitaminas y minerales en nuestro organismo. Además, muchas de las frutas típicas del Mediterráneo cuentan con otras propiedades, como la gran cantidad de fibra o las vitaminas que tienen en la zona próxima a la piel.

Los cítricos cumplen un papel especialmente importante en nuestra dieta, siendo la naranja la más popular por su característico sabor y por contar con variedades típicas de la zona valenciana que destacan por su dulzura.

Pero, más allá de las bondades de su jugo, del impactante sabor adulzado que dejan en el paladar y de lo beneficiosos que son los cítricos para mantener un buen estado de forma, la naranja posee múltiples propiedades que te detallamos a continuación:

  • Mejoran el estado de la dermis. Las naranjas son unas poderosas aliadas para mantener la piel en un estado óptimo. Los radicales libres juegan un papel fundamental en el deterioro del cuerpo humano, y la gran cantidad de antioxidantes que contiene la naranja puede fomentar el retraso de este proceso de oxidación.
  • Mantienen en forma las defensas del cuerpo. Para que te hagas una idea, una sola naranja ya satisface más del 100% de las necesidades diarias de vitamina C que requiere el cuerpo. La vitamina C juega un papel primordial en el mantenimiento óptimo del sistema inmunológico, favoreciendo que las defensas puedan combatir virus y bacterias y evitar la aparición de infecciones y el desarrollo de enfermedades. Por tanto, las propiedades de la naranja tienen un impacto directo en el buen estado de nuestro cuerpo.
  • Son ideales para reducir el colesterol. Las naranjas tienen un alto índice de flavonoides, agentes determinantes en la lucha contra la obstrucción de las arterias. Gran parte de las enfermedades del corazón se producen por la acumulación de colesterol, a lo que puede ser gran ayuda la ingesta regular de naranjas. La hesperidina, el flavonoide predominante de la naranja, ayuda a reducir los niveles de colesterol, protegiéndote de afecciones cardiovasculares.

Otras propiedades nutricionales de la naranja

  • Es ideal para mantener la vista sana. Aunque la vitamina C está muy asociada a la naranja, también contiene altos valores de vitamina A y potasio, dos de los nutrientes elementales para mantener la vista sana. La ingesta diaria de una naranja es perfecta para mantenerla en buenas condiciones con el paso de los años.
  • Juega un papel fundamental en el desarrollo cerebral. Dos de los agentes más importantes para mantener el cerebro en un estado óptimo es el folato y el ácido fólico, y ambos están presentes en la naranja. Esto hace que sea la fruta ideal también para mujeres embarazadas, ya que la naranja favorece el correcto desarrollo del bebé, previniendo la aparición de trastornos neurológicos.
  • Ayuda a combatir la alopecia. Aunque no existen milagros para revertir la caída del cabello, las propiedades de la naranja, como la gran cantidad de vitamina C que contiene, permiten que el cuerpo cuente con reservas suficientes como para promover la regeneración del colágeno, el agente responsable de mantener en condiciones ideales los tejidos del cabello. Esto hace que la naranja sea una poderosa aliada para mitigar los efectos de la caída del cabello, retrasándola y manteniendo el pelo sano y fuerte por más tiempo.
  • Contienen un alto índice glucémico. Esto hace que las naranjas, sobre todo las ecológicas, sean aptas para diabéticos. Las personas diabéticas presentan una deficiencia en su páncreas o en las células encargadas de responder a la insulina que este produce, por lo que estas naranjas resultan ser una gran opción para personas con problemas de diabetes.
  • Ayudan a prevenir el cáncer. La naranja, como cítrico que es, contiene unos compuestos llamados limonoides que han demostrado ser eficaces para combatir varios tipos de cáncer, como el de pulmón, de mama o de piel. Esto, unido a los altos valores de vitamina C, la mejora del sistema inmunitario y los antioxidantes que contiene, hacen de la naranja una fruta perfecta para tratar de prevenir distintas variantes de cáncer.
  • Previene las úlceras estomacales. Al contener unos valores de fibra tan altos, las naranjas son perfectas para evitar que durante la digestión se produzcan heridas o úlceras en los pliegues del estómago. Además, su nivel de acidez es ideal para fomentar la curación de pequeñas heridas que se pudieran producir en esta zona tan delicada del organismo, por lo que entre las propiedades de la naranja también se incluyen las referentes al correcto mantenimiento del aparato digestivo.
  • Mejora el tránsito intestinal. El estreñimiento es uno de los grandes males de la sociedad moderna, y es que en él intervienen los altos niveles de estrés y ansiedad y la ingesta desmesurada de productos procesados, entre otros factores. Incorporar en la dieta una naranja diaria ayuda a mantener un correcto tránsito intestinal, combatiendo la acumulación de desechos orgánicos en el cuerpo y preservando el buen estado de la flora intestinal.
  • Mantiene en buen estado las mucosas del cuerpo. El cuerpo está compuesto por varios tejidos mucosos que deben contar con unos niveles de humedad, niveles de segregación y elasticidad óptimos para garantizar el cumplimiento de algunas de las funciones básicas del cuerpo. Los nutrientes que incluye la naranja permiten que estos tejidos renueven sus células cada poco tiempo, optimizando su funcionamiento y manteniéndolos en perfectas condiciones para funcionar a pleno rendimiento.