Envío GRATIS a toda la Península

Cuáles son los beneficios de comer mandarina todos los días


Llega la bajada de las temperaturas y, con ellas, el cítrico más dulce y aromático de la temporada: la mandarina. Los meses óptimos para su consumo oscilan entre noviembre y marzo. Sus múltiples vitaminas y propiedades te ayudarán, entre otras cosas, a prevenir los catarros y la gripe.

Estamos ante una fruta caracterizada por su facilidad de consumo y su alto aporte de vitaminas. La fruta perfecta para comer entre horas y llevarla contigo allá donde vayas. Todo un snack nutritivo y saludable.

Para beneficiarte de todas las propiedades que nos disponemos a enumerarte, consume la mandarina – y cualquier otra fruta o verdura – en temporada. Es la manera de garantizar todo su sabor, frescura y nutrientes.

 En este sentido, para evitarnos la presencia de insecticidas y demás productos tóxicos para nuestro organismo, te recomendamos consumir las mandarinas directas del agricultor a tu domicilio. Los vegetales y las frutas obtenidas de modo sostenible poseen una concentración mayor de minerales, vitaminas y antioxidantes, además de ser más aromáticos y, por tanto, más saborosos.

A continuación, te contamos algunos de los beneficios mas importantes de la mandarina:

Beneficios de la mandarina

Las mandarinas son uno de sus productos naturales más queridos por grandes y pequeños. ¡Y no es para menos! A su sabor dulce, habremos de añadirle una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo que os harán quererla todavía más.

Vitaminas

Entre las vitaminas y minerales que contine la mandarina se encuentran la vitamina C, la cual es una de las más beneficiosas para nuestra piel y nuestro cabello; la vitamina A, la cual favorece el crecimiento y formación de nuestros dientes, tejidos blandos y óseos y la vitamina B3, que nos ayuda a metabolizar los hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Minerales

En cuanto a los minerales de la mandarina cabe citar, en primer lugar, el magnesio. Este mineral nos ayuda a mantener en óptimas condiciones nuestro sistema inmunitario, que puede verse afectado en esta época del año con el aumento de las gripes y los virus.

Además, favorece un ritmo cardíaco constante y ayuda a nuestros huesos a crecer fuertes. En este sentido, la mandarina también es rica en calcio, por lo que trabajará en conjunto con el magnesio para fortalecer nuestra estructura ósea.

Excelente para bajar de peso

¿Sabías que, además, la mandarina es excelente para bajar de peso? En 100 gramos de mandarina encontramos 53kcal, 0.3 gramos de grasa y casi 2 gramos de fibra.

Estos datos hacen de la mandarina una fruta recomendada en las dietas de adelgazamiento, ya que contiene un bajo contenido en grasas.

Combate la diabetes tipo 2

Por otro lado, recientes investigaciones han establecido que la mandarina puede resultar beneficiosa para combatir la diabetes. El bioflavonoide Nobiletin, una molécula antioxidante de origen vegetal, es una potente sustancia que ayuda a nuestro organismo ante la diabetes de tipo 2.

Este bioflavonoide se encuentra en la parte blanca de la mandarina, por lo que te recomendamos que, si quieres beneficiarte de esta propiedad, no te deshagas de las tiras blanquecinas adheridas a ella.

Además, dada la cantidad de fibra que contiene, retrasa la absorción del azúcar y mejorar sus niveles en sangre.

Ayuda a la digestión

¿Tienes problemas digestivos? La presencia de la fibra en la mandarina favorecerá los procesos digestivos y te ayudará ante posibles afecciones como el estreñimiento. Además, puede reducir el riesgo de desarrollar hemorroides.

Beneficios durante el embarazo

Durante el embarazo, el consumo de la mandarina es especialmente recomendado ya que sus nutrientes intervienen en el desarrollo del sistema nervioso, los tejidos y la formación de los glóbulos rojos del bebé.

Efecto diurético

Su alto contenido en agua, así como en potasio y ácido cítrico, favorecen la eliminación de líquidos y sales. Permiten alcalinizar la orina y mantienen las vías urinarias en óptimas condiciones. Su consumo frecuente nos ayudará a reducir el temido ácido úrico.

Controlan el colesterol

Como hemos mencionado anteriormente, la fibra produce que la absorción del azúcar en sangre se ralentice, lo que permite controlar de manera efectiva los niveles de este glúcido.

Por otro lado, la mandarina contine pectina, una fibra natural que se encuentra en las paredes celulares de las plantas y, en las frutas, se encuentra concentrada en su piel. Las mandarinas contienen una alta cantidad de pectina, suficiente para reducir el colesterol perjudicial al tiempo que previene las enfermedades relacionadas con el corazón.

En su acción reguladora, la pectina combate los radicales libres los cuales causan la oxidación del colesterol, permitiendo su adhesión a las arterias. 

Favorecen la hidratación

En la composición de la mandarina nos encontramos con un 90% de agua, lo que la convierte en una fruta ideal para ayudarnos en la reposición de líquidos y mantener nuestro organismo hidratado. Este aspecto hace que sea una fruta muy adecuada para el funcionamiento de nuestros riñones, los cuales nos ayudan a eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo.  

Consejos para conservar las mandarinas

Para beneficiarte de todos los beneficios de las mandarinas te aconsejamos, como hemos dicho al comienzo, consumirla en temporada para disfrutar de todo su sabor, frescura y nutrientes.  

No te olvides de almacenar las mandarinas en un lugar fresco y con ventilación suficiente. Recuerda que son una fruta de invierno, por lo que no les conviene un ambiente cálido. Su temperatura ideal oscila entre los 8º y los 12º. 

Evita amontonarlas cuando las almacenes para evitar que se humedezcan y consúmelas en el plazo de una semana si se encuentran a temperatura ambiente. Si las conservas en el refrigerador, puedes disfrutar de las mandarinas durante 2 semanas.